Exergía / Exergia (2019)
Medidas variables / Neurri aldakorrak
Pan / Ogia

Proposamena elikagaiek barnean duten energiaren eta hori lortzeko egin beharreko laborantza lanaren in- guruko hausnarketa k abiatzen da. Ogia, gizakiarentzat, elikagai fisiko zein kultural eta sinbolikoa da. Jangarriak diren eskultura hauek esku-laborantzako hainbat tresna kopiatzen dituzte, benetako tamainan. Lotuta daude Valentziako ortu produktiboak babesteko gizarte borrokarekin, hainbat proiektu espekula bo eta azpiegitura handik arriskuan jarri baituzte. Proiektuak nekazaritza zibilizazioaren imajinarioari egiten dio keinua, emankortasunari eta laborantzari buruzko metaforak artikulatuz. Energiak bere mugak ditu ere, hemen esku-tresnaren eskala eta neurriak direnak. Era berean, desagertzear dauden bizi- moduez eta jakituriaz jabetzeak, konpon ezineko galeraz ohartzeak, dolu atmosfera gogora dakar. Eskulturak egiteko prozesuan, aztarna ekologikoa minimoa izatea izan da intentzioa, eguzki energia eta elementu biodegradagarriak erabiliz.

“L’asfalt no es menja”

                        Pintada, Forn de la Barraca, Alboraya (Valencia)

La propuesta parte de una reflexión sobre la energía contenida en el alimento y el trabajo de cultivo para obtenerla. El pan es así fuente de nutrición para el ser humano tanto desde el punto de vista físico, como en sentido cultural y simbólico. Se trata de esculturas comestibles que reproducen a tamaño real algunas herramientas ligadas al trabajo agrícola manual. Estas piezas están vinculadas a la lucha ciudadana por la protección de la huerta productiva valenciana, contexto amenazado por una serie de proyectos especulativos y grandes infraestructuras. El proyecto remite al imaginario de la civilización campesina articulando diferentes metáforas vinculadas a la fertilidad y al cultivo como cuidado ecosistémico. La energía también tiene límites que toman aquí forma y escala visible en la herramienta de mano. Asimismo, la asunción de pérdidas irreparables evoca una cierta atmósfera de duelo por una forma de vida y un patrimonio de saberes que están en vías de desaparición. El proceso de creación de las esculturas responde a la intención de minimizar su huella ecológica utilizando elementos biodegradables y la energía del sol.